Nuestros artículos de viaje
Nuestros artículos de viaje
Ven a experimentar viajando con nosotros

La historia detrás de la foto: «Un monje se inmola»

09/03/2020 68 Vistas


Foto por Malcolm Browne, uno de los solamante 2 periodistas occidentales presentes

«¡Un monje budista se inmoló! ¡Es un mártir! »

Fotografía del año 1963, Premio Pulitzer 1963, esta foto fue a la primera pagina de los periodicos en el mundo entero y conmovió a muchos espíritus.

Detrás de esta imagen, la historia de un hombre con una fe profunda, una crisis política, una de las más importantes resonancias internacionales y en la historia de Vietnam.

El venerable Thich Quang Duc

Desde su nombre de nacimiento, Lâm Văn Tức, el monje Thich Quang Du le dio una vocación religiosa a su vida desde su 7 años. Respetado y muy comprometido con su fe, recorrió Vietnam para difundir las enseñanzas del budismo y construyó 31 pagodas a lo largo de su vida. También fue nombrado presidente del Grupo de Expertos en Ceremonias y Ritos de la Congregación de Monjes Vietnamitas, así como superior monje de la sede de la Asociación de Estudios Budistas de Vietnam.

En 1963, el venerable Thich Quang Duque se ofreció voluntariamente a inmolarse públicamente para prostestar por las injusticias contra el budismo del gobierno actual. Es elegido entre otros candidatos para sus cualidades espirituales, su virtud, su sabiduría y su experiencia.



La Austin Westminster utilizada por Thich Quang Duc, hoy expuesta en Mu Pagoda en Hue
 

El 11 de junio de 1963, seguido de unos 350 monjes y monjas budistas, el venerable Thich Quang Duc llega a Saigón en un Austin color azul cielo. Baja tranquilamente, se instala en la posición del loto sobre una almohada colocada por otro monje, es rociado con gasolina por un segundo, luego enciende una cerilla sobre él mismo para encenderse inmediatamente.
 


 

Murió unos instantes más tarde, sin un grito, con el rostro apenas estremecido por el dolor, el venerable Thich Quang Duque está envuelto en tunicas amariallas para ser transportado a la Pagode Xa Loi de Saigón.

Su corazón fue incinerado una segunda vez antes de su funeral, pero nunca caerá en cenizas, símbolo de la pureza y la compasión del monje. Este corazón se convertirá en una reliquia que poco después será continuamente perseguida por las fuerzas del gobierno.

Una crisis política



Ngoi Dinh Diem, presidente de Vietnam de 1952 a 1963
 

Es igualmente importante interesarse el contexto político de esta fotografía para comprender su magnitud.

Estamos en 1963, durante lo que todavía no es el conflicto armado con los Estados Unidos, sino durante un período en el que el país se desgarra entre sí.

El presidente vietnamita Ngo Dinh Diêm, en el sur, es un personaje multifacético. Antiguo primer ministro del último emperador vietnamita Bao Dai al que ayudó a derrocar, antifrancés, anti-comunista (y por lo tanto amigo de los americanos), pero sobre todo muy católico. Centraliza un poder autoritario y concede altos cargos a miembros de su familia, al tiempo que utiliza las fuerzas de policía para consolidar su autoridad.

Para los budistas en particular, que representan (todavía hoy) las tres cuartas partes de la población vietnamita, el régimen actual ha precipitado su propia caída por perseguirlos y limitar su libertad de culto.

Mayo de 1963, el caso de las banderas budistas es el punto culminante de la intolerancia del Gobierno hacia esta religión, a pesar de ser mayoritaria. Tras la prohibición de levantar banderas budistas durante la celebración del nacimiento de Buda, se reprimen con violencia varias manifestaciones pacíficas de los budistas. Las pagodas son destruidas por las fuerzas armadas del Gobierno o, lo que es peor, por sacerdotes católicos recién convertidos que han ganado recientemente el derecho a portar armas de fuego.

Las resonancias internacionales y en la historia de Vietnam

En pocas horas, los clichés recorren el mundo y provocan la emoción. Kennedy dirá «Ninguna foto de actualidad ha generado nunca tanta emoción a nivel mundial como ésta. »



Un monje se postra ante el cuerpo calcinado de Thich Quang Duc
 

Otros monjes y monjas budistas siguieron el ejemplo del venerable Thich Quang Duc, inmolados por el fuego, provocando otras represiones en la violencia. Se reprimen otras manifestaciones, se destruyen otras pagodas y se persigue a otros monjes y monjas. 

El régimen de Diem caerá unos meses después, el presidente y su hermano serán asesinados por sus propios generales. La caída del régimen marcó un período turbulento, el comienzo de la intervención militar directa de los Estados Unidos en Vietnam, que culminó con la retirada de los Estados Unidos y el establecimiento de la República Socialista de Vietnam.

Además de generar una emoción indescriptible por la belleza y la tragedia del cliché, el acto del venerable Thich Quang Duc se inscribió en el aumento del sentimiento antiimperialista americano. 

Mal comprendido por el pueblo norteamericano, fuente de derrotas americanas y de cuantiosas pérdidas humanas, de crímenes de guerra, de atrocidades, de otros clichés conmovedores y de reportajes de guerra que dejan sin voz, la guerra de Vietnam fue un conflicto complejo cuyas huellas todavía son visibles hoy.

La historia de Vietnam es una ciencia compleja, en la que participan numerosas personas, etnias y nacionalidades diferentes, lo que hace imposible cualquier descripción o análisis completo. El cliché del venerable Thich Quang Duc por Malcolm Browne encarna a este pueblo fuerte, recto, dispuesto a todo para defenderse, hacer valer sus derechos y sus valores. Conocidos como un pueblo acogedor y cálido, la sonrisa de los vietnamitas esconde el trabajo y los sufrimientos de varias generaciones, dándoles una fuerza inquebrantable.

MANDARIN ROAD VOYAGES
HOJA INFORMATIVA
Infórmese con antelación de todas nuestras ofertas de viaje
© MANDARINROAD.COM