Nuestros artículos de viaje
Nuestros artículos de viaje
Ven a experimentar viajando con nosotros

Sigiriya, la Roca del León en Sri Lanka

13/04/2020 172 Vistas

Situado en el centro de Sri Lanka entre las ciudades de Dambulla y Harabane, Sigiriya, es una gigantesca roca de 370 m de altura. Antiguo monasterio, luego capital real y luego monasterio budista hasta su abandono definitivo, Sigiriya es un lugar lleno de la magnificencia de una civilización perdida.

La historia de Sigiriya

Antes de su era de gloria, el sitio de Sigiriya se utilizaba como monasterio al menos desde el siglo III A.C.

Sri Lanka, después de 26 años de reinado de 6 reyes tamiles de la India del Sur (los seis dravidianos), es finalmente reunificado por el primer rey de la dinastía Moriya, Dhatusena, coronado rey del reino de Anuradhapura en 463 d.C. Gran rey constructor, Dhatusena contribuyó a la mejora de la agricultura de su país, mediante la construcción de grandes depósitos de agua y el progreso de la irrigación durante su reinado.

Dhatusena tuvo dos hijos: el mayor, Kassapa I, hijo de una concubina, y el segundo, Moggallana, hijo de la esposa real y por tanto legítimo heredero del trono. Su hermana estuvo casada con su primo, hijo de la hermana del rey Dhatusena, que se llamaba Migara y que también era general del ejército.

Para resumir este breve párrafo, pensamos que le gustaría ver la situación ilustrada de la manera más sencilla posible:
 

No está claro si Kassapa siempre ha deseado el trono, pero se imagina que, como hijo mayor pero no heredero del trono, la posibilidad de impedir que su hermano menor se convierta en el rey siempre ha sido una posibilidad. Cuando la hermana de los dos príncipes y su suegra, hermana de Dhatusena, disputaron, llegó el desenlace. A raíz de esta disputa, el rey Dhatusena ordenó que se ejecutara a su propia hermana, pero Migara, para vengar a su madre, incitó a Kassapa a derrocar a su padre para convertirse en rey. Finalmente, Kassapa se rebeló, encerró vivo a su padre y exilió a su hermano Moggallana, que juró regresar para vengarse.

Fue coronado rey en 473 d.C., y al parecer no pudo librarse del miedo de ver a su hermano volver. Tradicionalmente descrito como paranoico y dispuesto a todo para proteger su trono, Kassapa I decidió definitivamente trasladar la capital real de Anurâdhapura a Sirigiya.

La razón detrás de la elección de Sigiriya se concede a menudo a la roca de 370 m de altura, fortaleza en si mismo, capaz de proteger al rey y a su corte. Incluso si podemos encontrar descripciones más halagadoras del rey Kassapa I, podemos encontrar signos de su extrema vigilancia con la construcción de dos filas de murallas y zanjas en el sur y el este, así como los puestos de guardia minúsculos incluyendo que cualquier relajación o descuido conducía a la caída del centinela. A excepción de las murallas y los fosos, la fortaleza estaba protegida por la espesa selva que los guardias podían vigilar desde lo alto de la roca, donde el rey y su corte vivieron durante 18 años.

Excepto que durante esos 18 años, Mogallana, el príncipe exiliado en la India, levantó un ejército para recuperar su trono. Llegó primero a la antigua capital Anurâdhapura (vacío), y después localizo su hermano en Sigiriya.

Cuando lo vio llegar desde lo alto de la roca, Kassapa I activó todas las estrategias que había prepradas para acoger su hermano, pero no había pensado en el reabastecimiento. Mogallana rodeó la ciudad y esperó tranquilamente a que se agotaran las reservas de alimentos. Derrotado por el desgaste del sitio (una semana), Kassapa I se rindió a su hermano que lo ejecutó directamente. Así que Mogallana recuperó su trono y estableció la capital en Anurâdhapura, dejando a Sigiriya abandonada.

Se dice que el sitio fue utilizado como monasterio hasta el siglo XIV, y fue abandonado definitivamente hasta que fue rehabilitado por el gobierno medio del siglo XX.

Las patas de león de Sigiriya

Originalmente, una estatua de león de unos diez metros de altura gardaba la entrada de la fortaleza.

Ahora sólo quedan las patas, aunque bastante monumentales, para dar una idea del tamaño de la estatua que dio su nombre de roca del león al sitio. Se piensa que antes las escaleras atravesaban la boca del león, que sería una representación de la sagrada palabra de Buda.

Los jardines de Sirigiya

Los jardines de Sigiriya se consideran uno de los más antiguos del mundo.

Son maravillas de creatividad e ingeniosidad, sobre todo a la luz de la época (siglo V) en la que fueron concebidos. Adornados con estanques, fuentes y árboles ingeniosamente colocados, los jardines debían ser un paraíso de vegetación bajo el reinado de Kassapa, y siguen siendo considerados como un verdadero logro técnico. Con los edificios todavía presentes en el sitio, los jardines son una etapa imprescindible de su visita.

El sistema de irrigación de Sigiriya

Lo que hace aún más aparte a Sigiriya, es su sistema de riego muy avanzado para su época y muy ingeniosamente diseñado para alimentar, recordemos, una ciudad real encaramado sobre una roca de varios cientos de metros de altura.

Para el desarrollo del sistema hidráulico, Kassapa utilizó el gran depósito de agua construido por su padre, situado a unos 10 km de la ciudad. El agua transportada hasta la cima de la roca con sólo el sistema hidráulico (sin ninguna otra ayuda de la mano humana) alimentaba las piscinas, las fuentes y la corte del rey.

Las damas de Sigiriya

Las damas de Sigiriya son un mural que representa a mujeres jóvenes, que se cree que han formado parte de la corte de Kassapa, o de representaciones de Apsaras.

De las 21 representaciones que han llegado hasta nosotros, 10 están perfectamente conservadas. Este mural tiene un valor arqueológico inestimable, ya que en la actualidad es la única representación de mujeres de la época medieval de Sri Lanka.

El muro de espejo de Sigiriya

Esta muro tiene la particularidad de ser tan lisa y lujoso que se dice que el rey podía ver su reflejo.

El muro está cubierto de inscripciones dejadas por los visitantes a lo largo del tiempo, las más antiguas de las cuales se remontan al siglo VIII, lo que demuestra que el sitio es una atracción turística desde las mas antiguas epocas. Hoy, el Gobierno que garantiza la protección del sitio, prohíbe formalmente toda nueva inscripción.

(No se ve realmente en la foto, pero la pared está detrás de las escaleras en espiral).

Nuestras recomendaciones



Las escaleras :

En todas las descripciones de la visita de Sigiriya, la subida de las escaleras está omnipresente y por causa, ¡hay alrededor de 1.300!

En efecto, el acceso al sitio es casi igual que en la época y las escaleras son inevitables. Si está acompañado por niños pequeños o ancianos, ¡no dude en tomarse un día de descanso antes o después de su visita para recuperarse de esta escapada muy física! 

Eviten también los cochecitos, tomen un bastón si les ayuda, ¡y tomen descansos!

La altura :
La vista de 360 grados es absolutamente impresionante, sin embargo, Sigiriya sigue siendo un sitio alto. Además, la subida de las escaleras puede ser agotadora para las personas con vertigo. Si son propensos a las alturas, simplemente se les desaconseja la visita, ya que el riesgo de malestar sería bastante alto.

El sol :
A pesar de algunas zonas de sombra y frescura, el calor puede llegar rápidamente a ser abrumador, así que no olviden sus esenciales: ¡protector solar, sombrero y gafas de sol para protegerse!

Los avispones :
Los avispones, llamados «los guardianes de Sigiriya», han hecho de Sigiriya un territorio que no parecen querer abandonar a pesar de los esfuerzos del Gobierno. Aún no hay muertes ni accidentes graves relacionados con picaduras de avispas, ¡pero llévense un poco de ungüento y vigilen a ellos !

La duracion de la visita :
1 día es normalmente necesario y suficiente para la visita de Sigiriya, pero como para cualquier país sujeto a un calor a veces abrumador, se aconseja llegar lo antes posible para comenzar la subida de las escaleras en las horas más frescas. Además, llegar temprano probablemente evitará la llegada un poco invasiva de los autobuses de turistas habituales.

MANDARIN ROAD VOYAGES
HOJA INFORMATIVA
Infórmese con antelación de todas nuestras ofertas de viaje
© MANDARINROAD.COM