Nuestros artículos de viaje
Nuestros artículos de viaje
Ven a experimentar viajando con nosotros

El puente Long Bien en Hanoi

04/05/2020 152 Vistas

El puente Long Bien, anteriormente puente Paul Doumer, fue construido por la empresa francesa Daydé & Pillé de 1898 a 1902. Con una longitud total de 1680 m, era en ese momento el puente más largo de Indochina. Símbolo de la colonización francesa en Vietnam, constituye hoy un vínculo entre el pasado y el presente.

 
Hoy en día, aunque los coches y los camiones ya no pueden utilizar este puente, el tráfico sigue siendo muy denso con trenes, peatones, bicicletas y, sobre todo, motocicletas. Entre las personas que pasan todos los días por este puente, muchos se preguntan cómo fue construido. De hecho, las huellas del año de la construcción y de los nombres de los creadores son todavía visibles en el tope del puente. Fue Paul Doumer, el gobernador general de Indochina en esa época, quien hizo construir esta estructura metálica original. Con una suma de 6.200.000 francos de la época, Long Bien fue el primer puente de acero que atravesó el río Rojo.

Le Huy Tuan, del Centro de Archivos Nacionales número 1, explica:

« Se trataba de una obra de infraestructura importante que permitía la circulación de personas y sobre todo de mercancías de Hanoi, desde el centro del delta del río Rojo hacia otras regiones del norte de Vietnam como Hai Phong y viceversa. Gran promotor del transporte ferroviario, el gobernador general de Indochina, Paul Doumer, comprendió más que nadie la importancia del puente. Anteriormente, las mercancías se transportaban en contenedores. Al principio, el puente se diseñó para el transporte ferroviario, pero también se previó una carretera en el puente. Se lanzó una oferta que atrajo la participación de seis sociedades francesas, pero Daydé & Pillé fue el único ganador. »

 

El puente fue oficialmente puesto en servicio en 1903, 4 años después del inicio de su construcción. El primer tren transportó al rey Thanh Thai y al gobernador general de Indochina, Paul Doumer, desde la estación de Hanoi hasta el puente para inaugurarlo, en presencia de miles de hanoianos. Desde ese día, el puente más largo de Indochina se llamó entonces «puente Paul Doumer».

El embarcadero a orillas del río Rojo cesó en sus funciones, ya que la gente podía utilizar el puente Long Bien para cruzar el río incluso en época de inundaciones. El puente también permitió a los Franceses acelerar sus explotaciones coloniales en el norte de Vietnam.

En julio de 1945, Tran Van Lai, el alcalde de Hanoi en esa época, decidió nombrar este puente «puente Long Biên», Long Bien es el nombre de un barrio periférico de Hanoi en la orilla izquierda del río Rojo, donde se encuentra el puente.

Vu Van Thin, un habitante de Hanoi muy apegado a este puente, estima:

« Para mí, el puente Long Bien es el más hermoso y romántico. Su arquitectura es muy original. Tiene forma de dragón. Una vez restaurado, se convertirá en una obra sin igual en la región. »

Al principio, este puente solo era accesible para bicicletas, trenes y peatones. 20 años después, se añadieron dos pistas de carretera de 2 m de ancho. Las normas de circulación siguen vigentes: los peatones caminan por la pista reservada a ellos, la velocidad autorizada es de 15 km/h, prohibición de encender las luces en la cubierta…

En ese momento, el número 387 del boletín semanal «L’Eveil économique de l’indochine» informó que se construiría un segundo puente sobre el río Rojo. Sin embargo, este proyecto nunca se realizó debido al fin de la colonización francesa en 1954. Esta idea inspiró más adelante a los dirigentes de la ciudad de Hanoi.

« Este puente es sin duda el símbolo de la colonización francesa en Vietnam, pero facilita de todos modos los transportes de los habitantes. Fue en el pasado un eje estratégico de nuestro país. Por lo tanto, debemos preservar esta obra cultural y este lugar cargado de historia. En 1955, los franceses se retiraban de Hanoi tomando este puente para ir a Hai Phong. » dice Le Huy Tuan, del Centro de Archivos Nacionales número 1.

Hanoi cuenta hoy con otros puentes que cruzan el río Rojo como Chuong Duong, Thang Long, Thanh Tri, Vinh Tuy o Nhat Tan, pero los habitantes de Hanoi siguen muy apegados al puente Long Bien, que es siempre un paseo privilegiado que les permite contemplar el río Rojo con toda tranquilidad y sentir los efluvios del pasado.

MANDARIN ROAD VOYAGES
HOJA INFORMATIVA
Infórmese con antelación de todas nuestras ofertas de viaje
© MANDARINROAD.COM